0

Tu carrito está vacío

Vinos Rosados: una moda que vuelve

diciembre 05, 2018

Vinos Rosados: una moda que vuelve

Foto por: Mouton Cadet JP

Por Miguel Larrimbe

Los vinos rosados viven un renacer en muchos mercados del mundo y el nuestro no es una excepción. Los consumidores los buscan cada vez mas y las bodegas se esmeran en su elaboración obteniendo excelentes resultados.

Durante mucho tiempo fueron denostados injustamente,  dejados de lado en los comentarios de los especialistas y descalificados por los aficionados, aduciendo que carecen de la complejidad que pueden alcanzar los blancos y tintos. Razonamiento que parte del error de creer que sólo deben consumirse grandes vinos y que todos los días deberíamos sentarnos a la mesa y descorchar un vino especial. Olvidando que una de las facetas más atractivas del vino es su diversidad, que nos permite encontrar siempre el que se adapte al momento, a la compañía y al plato que se va a servir.  Un bueno rosado puede ser sumamente agradable. Su aspecto visual es seguramente el más atractivo de todos los vinos, a excepción de los espumosos. Si se consume joven mostrará todo su carácter con una explosión de aromas frutados y un paladar donde la acidez refrescante, atractiva y frutada lo acompañará y le dará persistencia. No hay otro vino más indicado para ser bebido al aire libre en la primavera y verano siguiente a su nacimiento. Refrescado cerca de los 12 °C o 14 °C será sumamente disfrutable en un almuerzo o cena de verano. Pero además los rosados suelen tener una excelente relación calidad precio.

Más allá de los detractores, a nivel internacional son muchos los vinos rosados que más allá de las modas, han alcanzado una justificada fama y tienen nombre propio: el Rosé d'Anjou del Valle del Loire, los rosados de Rioja o el Cote de Provenza, seguramente el más conocido de los vinos rosados.

Sin embargo en los últimos años,  los consumidores, tal vez aceptando que los rosados son los vinos que con más facilidad se adaptan a los platos cotidianos, han comenzado a revalorizarlos.  Un buen rosado puede secundar con gracia pastas con salsas a base de tomate (pomarola o fileto), el pavo, el pollo, los pescados grasos como el salmón o la trucha, un atún grillado, ensaladas cocidas, tartas de verdura.

Existen varias formas de obtener un vino de color rosado, pero una sola de lograr un “vino rosado”. Un vino de color rosado se puede obtener mediante el agregado de vino tinto a un vino blanco, o fermentando en forma conjunta uvas blancas y tintas. Pero el resultado que se obtiene no tiene las características que definen un “vino rosado”. El verdadero vino rosado se obtiene únicamente por la fermentación de jugo de uvas tintas por separado de los hollejos, de manera que el vino tome algo del color de las uvas pero no la astringencia de los taninos. La fermentación del jugo se conduce como en el caso de los vinos blancos, a baja temperatura para conservar los aromas frutados y normalmente se evita la fermentación maloláctica para mantener un buen nivel de acidez. No se estacionan en barrica pues el contacto con la madera los oxida y les hace perder frescura y aromas. Se embotellan jóvenes para proteger sus delicados aromas y se les suele agregar una pequeña dosis de gas carbónico que les aporta una frescura adicional.  A esos vinos se les llama vinos “de aguja” en España, los franceses le dicen “petillant” y son “frizzantes” según los italianos.

Cualidades de un buen rosado

Un buen rosado debería mostrar un color atractivo, con mucho brillo, una acidez firme que le de vivacidad y lo haga vibrar en boca y un aroma floral o frutado, pero sobre todo frescura.  Su servicio debe hacerse en el entorno de los 14 °C.



Ver Más

Chardonnay: para conocer y disfrutar el vino
Chardonnay: para conocer y disfrutar el vino

octubre 10, 2019

La Chardonnay es considerada por los especialistas como la cepa blanca más importante, pues a pesar de que hay otras cepas -como la Riesling capaz de dar vinos sublimes en Alemania- ninguna otra tiene la capacidad de adaptación a las distintas regiones y climas del mundo. Su difusión es tan amplia que en algunos países como Estados Unidos su nombre es sinónimo de vino blanco.
Ver Más
Maridaje de quesos y vinos: no siempre los tintos son la mejor opción
Maridaje de quesos y vinos: no siempre los tintos son la mejor opción

septiembre 09, 2019

Hay pocas cosas de la gastronomía tradicional que produzcan tanto placer y tengan una simbología tan intensa como pensar en un plato de queso y un pan recién horneado, acompañados de una copa de vino. En nuestro país es posible disfrutar de excelentes combinaciones, y aunque no es común incluir en el menú una tabla de quesos al final de una comida como hacen los franceses, es muy frecuente disfrutar de los quesos a modo de aperitivo.
Ver Más
LA ENOTECA PERSONAL, EL PLACER AL ALCANCE DE LA MANO
LA ENOTECA PERSONAL, EL PLACER AL ALCANCE DE LA MANO

julio 25, 2019

Todo enófilo sueña con su propia enoteca donde “tener a mano” algunas botellas seleccionadas para las ocasiones especiales, la visita de un amigo, para acompañar sus platos preferidos, para una celebración; y para envejecer algunos vinos capaces de mejorar con la guarda.
Ver Más

Subscribite a nuestro newsletter